Pasar al contenido principal

Continúan imparables los homicidios

La Reata.

En el Estado de Guanajuato cada día se acumulan más y más.
Por: Luis Alberto Reyes

SILAO, Gto.- Lamentable noticia en la que se leyó que “en menos de 24 horas 18 personas han sido asesinadas en los municipios de Irapuato, Salamanca, Abasolo y Pénjamo.

Ante la aparente indolencia de las autoridades guanajuatenses los municipios se continúan manchando de sangre, tan solo en Salamanca fue victimada una familia completa, donde fue acribillada una menor de edad.

Resulta ilógico que el Gobernador de Guanajuato no tome decisiones firmes y eficaces, para por lo menos, intentar frenar los asesinatos que se registran en territorio del Bajío.

Para Diego Sinhué no es nuevo el clima de violencia e inseguridad que se vive, pero desconocemos las razones por las que se empecina en sostener en sus cargos a los responsables de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, Alvar Cabeza de Vaca, y al Procurador de Justicia, Carlos Zamarripa, a quien por cierto lo pretenden perfilar a la Fiscalía General del Estado de Guanajuato.

Qué acaso no entiende el Gobernador que la inseguridad que priva en esta entidad, se puede convertir en su “talón de Aquiles” como servidor público, y si tiene aspiraciones políticas, el tema se convierte en un asunto muy delicado.

Que alguien le diga por favor que hoy “cuenta con todo” para perfilarse al escenario nacional para el 2024; solo requiere de ser él mismo, ejercer verdaderamente el “poder” que su investidura le confiere como Gobernador de los Guanajuatenses.

Ante su “parsimonia” en materia de seguridad pública, deja crecer la presunción de que el Gobernador está sometido a quienes controlan el “negocio” de la inseguridad en el Estado de Guanajuato.

Apenas comienza su administración, por lo que aún cuenta con todo el tiempo del mundo y facultades legales para hacer sentir su autoridad en bien de las familias guanajuatenses.

¿No Cree Usted?