Pasar al contenido principal

Suma Trejo meses a su administración, e irregularidades

En este mes de octubre, se cumplió el primer año de la administración municipal que preside José Antonio Trejo Valdepeña. Durante estos primeros doce meces de los 36 que deberá cumplir, se ha percibido una gran cantidad de claroscuros en el quehacer gubernamental; pues lo prometido en campaña en temas como seguridad, obra pública, desarrollo económico y servicios públicos, no se ha visto el beneficio hacia la sociedad.

Pero vamos más allá de las promesas no cumplidas, pues lo lamentable para el alcalde y su gobierno en estos primeros 12 meses, es que asuntos como la agresión al reportero Carlos García del periódico nacional La Jornada, la denuncia que por acoso sexual se hizo de su funcionario de Servicios Básicos, Jaime Solís Constantino; la presunta adjudicación de obra a las empresas Urbanizadora y Constructora Leplog SA de CV y Caminos y Urbanizaciones Vaferger SA de CV, la primera propiedad de José Luis González Courrech, esposo de la directora del DIF municipal, Selene Ruiz, y la segunda propiedad de Flor Adriana Rodríguez Hernández y Juan Rubén Ramírez Sánchez, esposa y hermano del director de Obra Pública Municipal, Alberto Ramírez Sánchez; también el homicidio de un elemento de seguridad pública, la cancelación de los programas “Lunes Ciudadano” y “Jueves en tu Comunidad”, son puntos que le han venido a mermar el trabajo proyectado para los tres años.

Y lo lamentable es que ni siquiera los integrantes de su partido con representación en el Ayuntamiento como el profesor Jorge Galván Gutiérrez y David Tovar, sacan la cabeza para aconsejar a Trejo Valdepeña respecto a cómo reencausar el trabajo de la administración municipal (aún y cuando tienen experiencia en el servicio público); pero tampoco lo hacen los mismos colaboradores que tienen bajo su responsabilidad alguna dirección, ni los mismos asesores contratados por el alcalde.

Pareciera entonces, que todos hacen lo que mejor conviene a sus intereses, olvidando el que hacer para resolver las necesidades más sentidas de la población.

Ya han transcurrido 12 días de este segundo año y los ciudadanos silaoenses están a la espera de que los claroscuros desaparezcan del quehacer gubernamental y brote la luz, esa que atienda las necesidades de los ciudadanos y sobre todo que el orden y la paz sea la prioridad de las autoridades… Pero en este momento, ya en el segundo año, aparece un nuevo conflicto, el despido de dos policías, donde las partes involucradas en vez de aclarar qué sucedió, confunden más a los ciudadnos.

*Toño Cano